16/5/17

Libro ~ Casos Descartados

Autor: M. A. Álvarez
Páginas: 333
 Año de publicación: 2016
ISBN: 9788494579738
Editorial: Diversidad Literaria
Género: Comedia policiaca, suspense


En Greheim, a finales del siglo XIX, Sigmund Sikerteils (un hombre despistado, de aspecto desaliñado y con un llamativo corbatín) se empeña en resolver todo caso de carácter insólito o sobrenatural que es rechazado por los agentes de la comisaría. Sin llegar a ser un auténtico detective, logra solucionar una serie de sucesos con relativo éxito. Sin embargo, pronto descubrirá que algunos de esos casos extraños esconden un trasfondo más complejo de lo que imaginaba. 

Se trata de una historia en la que el humor se une con el suspense, el despiste con el razonamiento, la superstición con el desmantelamiento…


Opinión: ¡Segundo libro de M. A. Álvarez y primero que leo este año! No he sacado nada de tiempo para leer hasta ahora pero esto se va a acabar, tengo que retomar las lecturas. Este libro lo tengo en mi casa desde el 26 de Noviembre cuando se celebró la presentación del mismo (que por cierto, fue genial) pero no he podido leerlo hasta ahora. ¡Y eso que tenía un montón de ganas!

Casos Descartados nos presenta a Sigmund Sikerteils, un hombre rico y despistado cuya familia subvenciona la comisaría de su ciudad. En dicha comisaría hay muchos casos descartados por tener un carácter insólito o sobrenatural. Les parecen tan fantasiosos que piensan que son invenciones de la gente. Sigmund no puede permitir esto, ya que piensa que siempre tiene que haber una explicación lógica tras esos sucesos, por lo que no dudará en hacerse con estos casos e intentar descubrir, aún sin ser detective, que es lo que ocurre. Y creedme, se nota que no lo es, jajaja. Su carácter despistado y su poca experiencia resolviendo casos se deja ver y te saca más de una sonrisa pero él le pone mucho empeño y, de una forma u otra, al final acaba dando con la clave. A veces incluso de casualidad.

El libro está narrado desde el punto de vista de Sigmund, por lo que llegamos a conocerle muy bien y ha reírnos mucho con las situaciones que le pasan. Podemos ver cómo le va dando vueltas a los casos y las ideas que se le ocurren para descubrirlos. Lo gracioso es que a veces el razonamiento más lógico no es el que sigue, sino que le da muchas vueltas o hace preguntas e hipótesis que dejan descolocados a más de una persona. Al fin y al cabo, como he dicho, no es un detective. La lectura se hace muy fluida, ya que Sigmund es muy divertido y adorable a la vez. A mi me hace mucha gracia. Es muy buena persona pero tiene un puntillo dado, cosa que tiene una buena explicación y por la que entendemos perfectamente por qué es de esta manera. Si hubiera tenido tiempo seguramente me lo hubiera leído en un par de días, ya que el libro tiene muy buen ritmo y no te aburres para nada. Los casos son de lo más variopintos y la trama de transfondo te tiene intrigada. Los capítulos prácticamente me los bebía.

Hay una gran cantidad de casos a lo largo de todo el libro, cada uno con su toque sobrenatural, fantasioso o insólito. Tratan sobre maldiciones, fantasmas, seres sobrenaturales, etc. Sin embargo, Sigmund sabe que esas cosas no pueden ser posibles y se empeñará siempre en encontrar al verdadero culpable. La autora suele escribir relatos con toques de terror y su otro libro publicado, El Rostro en el Laúd, es de ese género y esto se nota en varios casos. Aquellos que tienen un toque terrorífico y sobrenatural te dejan en suspense y eres capaz de sentir el miedo de los personajes. En cuanto al final, toda la historia queda bien cerrada pero la autora abre una puerta a un segundo libro. A mi personalmente me encantaría que el libro triunfase y publicase la segunda parte porque me he quedado con ganas de más casos descartados y más Sigmund Sikerteils.

Uno de mis casos favoritos ha sido el  de la casa encantada, donde precisamente pasa esto que he comentado. La autora sabe crear un ambiente de tensión y miedo. Mi otro caso favorito ha sido el del anciano. Ese me ha encantado. Dura dos capítulos y son magníficos. Me encanta que tenga que ir de pista en pista para resolverlo. En general todos los casos están bastante bien, me han gustado todos y cada uno de ellos. La forma de resolverlos son muy diferentes y con más de una sueltas una sonrisa. De hecho, en el segundo caso me reí mucho con la situación. Si es que el pobre Sigmund es también muy patosillo, jajaja. Aunque no os creáis que se queda estancado, con cada caso que resuelve va evolucionando y aprendiendo, haciendo que cada vez los resuelva de una forma más sensata y sepa por qué camino puede tirar.

Respecto a los personajes, no paro de hablaros de Sigmund pero es que me encanta como protagonista. Es muy diferente al típico detective que sabe lo que hace y que es capaz de ver la pista donde otros no la ven. Él es todo lo contrario. No es un detective y no sabe serlo pero acaba resolviendo los casos de una forma u otra. Es muy pero que muy despistado y en ocasiones muy inocente. A mi me ha parecido muy adorable y me da muchísima pena que se rian de él. La gente de la comisaría y del alto standing saben que no está muy bien de la cabeza y lo desprecian o se rien de él tomándolo por loco, incluso gente del pueblo acaba haciéndolo ya que su forma de actuar es muy rara en diversas ocasiones. Todo esto me daba pena porque es un buen hombre y se esfuerza mucho en todo lo que hace. Sigmund me encanta pero mi personaje favorito y el que se ha ganado mi corazoncito ha sido Carlotta. Esta mujer es GENIAL. No he podido reirme más con ella y sus comentarios. No puedo contaros mucho de ella para no desvelar trama pero es simplemente genial. No es la típica mujer del s.XIX, es una mujer descarada, abierta y sin pelos en la lengua. No tiene reparos en decir lo que se le pasa por la cabeza.  Su relación con Sigmund me encanta y creo que le viene genial tener a alguien así cerca de él. El señor Vartell, la señorita Clea y el agente Roberts también me han caído muy bien y me gusta como tratan a Sigmund. Alfred Black, el renombrado detective, también tiene mucha importancia y es un personaje que no está nada mal. Es el contrapunto perfecto para Sigmund. Al Sr. Hoggans al principio no podía verlo porque me daba mucha rabia como trataba a Sigmund y las bromas que le hacía. Luego le odié un poco menos pero sigue sin gustarme como lo trata. Más bien le utiliza en su beneficio. A la que sí he odiado ha sido a Eleonor Sikerteils, la hermana de Sigmund. Que mujer más horrible, estirada y pija. De las que da mala fama a la gente rica.

El libro sucede en el s.XIX, una época que me encanta. Está muy bien ambientado y se nota que la autora ha buscado información de esa época. Me hizo mucha gracia una escena donde se escandalizaban porque una mujer fuera a enseñar ¡un tobillo! en una función. También me gustó mucho cuando hablaron del tema de los autómatas e incluso he aprendido cosas que no sabía sobre el tema y me fui a buscar información por internet para saber más sobre ello.

En resumen, el libro me ha gustado muchísimo y os lo recomiendo sin ninguna duda. Es una historia policiaca distinta a las demás, llena de casos insólitos, muchos toques de humor, personajes muy variopintos y un protagonista muy diferente. Está muy bien narrado, te hace tener una lectura muy fluida y te mete en la trama a la perfección. Recomendado al 100%. ¡Ojalá saquen una segunda parte!

Os dejo el book trailer del libro realizado por la autora :D



Y como dice ella...

¡Nunca descartéis lo imposible!


3 comentarios :

  1. No me atrae demasiado, no creo que lo lea :)

    ResponderEliminar
  2. Hola! He visto tu comentario en mi blog. La verdad es que hace tiempo que estoy intentando retomar el blog y quizás por eso no habías entrado mucho. Yo el tuyo lo sigo desde hace tiempo, aunque también lo miro poco por la falta de tiempo, casi siempre miro los blogs en el móvil mientas voy en el bus xD

    Te sigo leyendo, un beso!

    ResponderEliminar
  3. Holaaa!: qué tal? Aquí una compi de la LC4Gatos.
    He leído tu reseña y ver que era una novela policíaca ya me ha llamado la atención, pero luego el tema de que el prota no sea detective y se note,me ha enganchado. Normalmente los asesores de policía son extrañamente brillantes y que este además de no serlo, sea gracioso,me encanta. Adoro la mezcla de intriga y humor, como por ejemplo la serie Psych.

    Por otra parte, hace poco me leí un libro, El Círculo del Alba,ambientado en principios del S.XX y la ambientación era penosa, me quedé con ganas de leer algo de época con una buena ambientación y creo que esta opción puede ser muy buena :D

    Y ya si me dices que hay un personaje femenino atrevido y descarado, lo compro directamente.

    Grcaiar por ofrecernos una reseña tan bien explicada y completa, el mundo blogger lo necesita ;)

    Nos leemos,
    Besos.

    ResponderEliminar

¿Me comentas? :3

Harry Potter - Golden Snitch